Orígenes y Hermandades

Hermandades

La primera referencia a un lugar de culto mariano en la zona data de la primera mitad del siglo XIV y se halla en el Libro de la montería de Alfonso XI, en que se alude a una «ermita de Sancta María de las Rocinas». En 1587 Baltasar Tercero Ruiz funda en la ermita una capellanía.

La hermandad matriz de Almonte ya se documenta en 1640, en un testamento otorgado antes el escribano de la Villa almonteña, D. Juan Bautista Serrano, el 1 de enero de 1640, por Juan de Medina “el Viejo”. En 1653 se proclama a la Virgen patrona de la villa de Almonte y a partir de estos años comienza a difundirse el nombre de Virgen del Rocío en detrimento del anterior de Santa María de las Rocinas. Es en esta época en la que se fundan las primeras hermandades filiales entre las que se cuenta la de Villamanrique de la Condesa.

Entre la segunda mitad del siglo XVII y principios del XVIII, surgieron una serie de hermandades en poblaciones cercanas a la aldea, como las de Pilas, La Palma del Condado, Moguer o Sanlúcar de Barrameda.  Posteriormente fueron surgiendo las de Rota y El Puerto de Santa María, desapareciendo poco después estas dos últimas durante las guerras napoleónicas, para ser refundadas posteriormente. A lo largo del siglo XIX, surgen otras cuatro hermandades, Triana, Umbrete, Coria del Río y Huelva.

Entre 1880 y 1913, época de grandes convulsiones en Andalucía, no surge ninguna hermandad nueva, pero desde esa última fecha hasta principios del siglo XXI, decenas de nuevas hermandades filiales se han ido creando, hasta sumar las 110 hermandades filiales que existen actualmente. Así, en la década de 1910 surgen las hermandades de San Juan del Puerto (1913), Rociana del Condado (1919) y Benacazón (1915). Son también destacables dos épocas de especial efervescencia fundadora en este largo periodo, la segunda república, con 9 hermandades filiales nuevas en tan solo tres años y sobre todo la época que comienza con la Transición Democrática, desde cuando se han fundado más de la mitad de las hermandades actuales, destacándose la época del proceso autonómico andaluz, entre 1977 y 1982, con 15 hermandades filiales y el cuatrienio 1984-1987, con 14 nuevas hermandades.

De las 107 hermandades existentes en 2008 (incluida la matriz de Almonte), 96 son andaluzas y 11 de fuera de Andalucía. Entre las hermandades filiales de fuera de Andalucía habría que distinguir entre aquellas fundadas en tierras cercanas a Andalucía, como Castilla La Mancha, Extremadura, Ceuta o Murcia y aquellas situadas en las tierras tradicionales de emigración andaluza, como Cataluña, Valencia, Baleares o Madrid. En éstas últimas o bien la fundación corrió a cargo de andaluces o bien el grueso de los hermanos está constituido por andaluces o descendientes de éstos. Además habría que resaltar la existencia de la hermandad filial de Bruselas, fruto de la devoción rociera de un grupo de andaluces de la abundante colectividad de este origen en Bélgica.

En el año 2014 el número de hermandades filiales asciende a 114, siendo la última la Hermandad de Santa Fe (Granada).